Exposiciones temporales 2010 - 2011



2010 - 2011


Sarapes Nacionalistas

Del 10 de diciembre, 2011 al 1 de abril, 2012.

El Museo Arocena en colaboración con el Instituto Coahuilense de Cultura, a través del Museo del Sarape y Trajes Mexicanos de Saltillo, tiene el honor de presentar Sarapes nacionalistas, una destacada exposición temporal que tiene como principal mérito el reunir por primera vez en un mismo espacio una importante y representativa selección de textiles, todos ellos de incalculable valor histórico, simbólico y artístico. El sarape es capaz de evocar en nosotros los más altos sentimientos de fervor y orgullo patrióticos. En su trama se han tejido con inigualable pericia los sueños y quimeras de una nación que ha logrado encontrar sentido, inspiración y unidad en la belleza de sus grecas y colores que, como vistoso y equilibrado conjunto, representan la alegría y diversidad del alma nacional.


Double Exposure/Doble Exposición

Del 5 de agosto al 6 de noviembre, 2011.

Esta exposición recoge un periodo de la pintura mexicana conocido como La Ruptura. Los antecedentes y legados de este movimiento están representados por sus protagonistas, quienes fueron retratados por importantes maestros de la fotografía mexicana como Manuel Álvarez Bravo, y extranjeros como Edward Weston y Bernard Silverstein. Los retratos aquí expuestos forman parte de un acervo fotográfico importante, por cuanto reúne la obra de dos maestros: el fotógrafo y el artista plástico.

Son en apariencia pequeños fragmentos de papel que, sin embargo, nos introducen con fascinación a grandes momentos, tanto de la plástica como de la fotografía en nuestro país.


Moctezuma II

La exposición Moctezuma II se inauguró en el Museo Británico de Londres con un enorme éxito a fines del 2009. Un año después, se presentó con gran aceptación en el Museo del Templo Mayor de la Ciudad de México. El Museo Arocena es la sede final en la itinerancia de esta magnífica exhibición.

La muestra propone un acercamiento a la fascinante civilización azteca y a la figura del que fuera su último gran emperador. Una gran cantidad de piezas presentan una narrativa biográfica de Moctezuma, el guerrero prehispánico que heredó el imperio y construyó un nuevo palacio en su capital, Tenochtitlán.

El linaje de Moctezuma, sus campañas militares, su política expansionista, sus proyectos arquitectónicos, el misterio sobre su muerte están representados en la muestra, así como una pormenorizada reconstrucción de la corte azteca. Esta muestra da relevancia al papel del soberano como dirigente de una civilización compleja y sofisticada, sus logros económicos y militares y comerciales, y sus ritos y costumbres.


Preámbulo III: expresión sobre papel

Como soporte del arte y la escritura, el papel ha ofrecido a los creadores mexicanos distintas cualidades expresivas que han sido exploradas desde el siglo XX y hasta principios delXXI. Con el objetivo de abrir el panorama contemplativo hacia estas expresiones artísticas, Preámbulo III tiene el gusto de exhibir obra sobre papel de grandes maestros como Diego Rivera, Pablo O’Higgins, Francisco Toledo y Pedro Friedeberg. Junto a éstas se seleccionaron también piezas realizadas por artistas jóvenes y emergentes mexicanos como Daniel Alcalá, Carlos Santos, Pedro Diego de Alvarado y Marcos Castro, dando forma así al gran todo que es la tradición de la gráfica y el dibujo en nuestro país. Esta muestra es la tercera parte del ciclo de exposiciones iniciado con Preámbulo I y continuado en Preámbulo II, una tríada dedicada a llevar a nuestro público lo mejor de la colección Pinto Mazal.


De puño y letra. Antonieta Rivas Mercado y su tiempo

Antonieta Rivas Mercado (1900-1931) fue posiblemente la primera mujer moderna de México. Su padre, el arquitecto Antonio Rivas Mercado, es célebre por haber sido el artífice de la Columna de la Independencia, popularmente conocida como “El Ángel”. Inquieta, apasionada y cosmopolita, en pocos años fundó un teatro de vanguardia, la orquesta sinfónica nacional y fue colaboradora en la campaña presidencial de José Vasconcelos. El haber terminado con su propia vida a los escasos 30 años de edad, nos hace pensar en lo que hubiera sido capaz si hubiera elegido otro destino. En esta muestra se exhiben documentos, cartas, fotografías, libros y objetos personales que ilustran la vida de la familia Rivas Mercado y de sus contemporáneos.


Abstracto 02

Del 22 de enero al 6 de junio, 2010.

Abstracto 02 trata la manifiesta impetuosidad de los artistas mexicanos hacia finales de los años sesenta y a principio de los setenta que buscaban asumir una postura cosmopolita frente al mundo del arte a través de un lenguaje plástico novedoso. Es en esas décadas que la pintura mexicana ofrece un camino abierto a los colores, formas y geometrías del arte abstracto. La muestra está compuesta por 39 obras, entre pintura y escultura, de importantes representantes del arte abstracto en nuestro país como: Fernando García Ponce, Gabriel Macotela, Luis López Loza, Manuel Felguérez, Pedro Coronel, Rufino Tamayo, Vicente Rojo y Sebastián, entre otros creadores.


La imagen guadalupana en la historia patria

Las obras que se exhiben en la muestra están resguardadas en su totalidad por el Museo de la Basílica de Guadalupe de la ciudad de México. Implican varias condiciones en virtud de sus usos y funciones: entre otros, culto, didactismo, propagación, celebración, defensa y gratitud. Además, revelan la fortaleza y arraigo de Guadalupe que, desde el siglo XVI, ha sido fundamental en la conformación de la identidad del pueblo mexicano. En esta ocasión se aborda una temática por demás apasionante: el papel de la Imagen de la Virgen del Tepeyac en la conformación de una identidad colectiva.


4 miradas. Artistas mexicanos radicados en el extranjero

Como ha ocurrido en generaciones anteriores de artistas mexicanos, los cuatro pintores cuyas obras integran esta muestra han decidido establecerse fuera de nuestro país. Ricardo Mazal y Alfonso Mena Pacheco viven en Estados Unidos, en Santa Fe el primero y en Nueva York el segundo. Alejandro Pintado vive en Londres y Patrick Petterson en Madrid.

Se trata en todo caso de autores cuya mirada transfronteriza les hace dueños de una suerte de obras migratorias. Esta nueva manera de abordar el mundo, lejos de buscar asimilarse a lenguajes estandarizados, busca conservar y nutrirse de una mirada intimista transportada en la valija personal de cada uno de ellos.


Casino 100.

La exhibición CASINO100 se realizó con motivo del centésimo aniversario del edificio conocido como Casino de La Laguna, inaugurado el 15 de septiembre de 1910. Este inmueble –que en su origen era un club social-, actualmente alberga las instalaciones del Museo Arocena. CASINO100 articula la misiónvisión de la institución museística con los retos del arte contemporáneo y las necesidades de los habitantes de la ciudad. Surge ante la emergencia de implementar políticas culturales destinadas a la gestión de proyectos democratizadores de cultura. interlocución con el Museo. CASINO100 es una obra colectiva multimedia, generada a partir de la colaboración entre el material visual que aporte la acción comunitaria y su interlocución con el Museo.


Adela Goldbard. En el camino / On the Road.

La Carretera Federal 85, que conecta a la Ciudad de México con la frontera en Nuevo Laredo, fue el escenario de este proyecto de intervención e investigación artística. En los tiraderos y deshuesaderos a orillas de la carretera se buscaron objetos desechados o vueltos chatarra que pudieran adquirirse. La idea era revitalizar estos objetos y convertirlos en esculturas, transformarlos con pintura y material reflejante y situarlos en paisajes diferentes a donde fueron encontrados.

Este viaje a través de México hace eco del que en 1949 realizaron Jack Kerouac y Neal Cassady —escritores norteamericanos pertenecientes a la generación Beat. Dicho viaje se relata en las últimas hojas de la novela On the Road del mismo Kerouac, de la que toma su nombre este proyecto. En su viaje por México, estos personajes no buscaban otra cosa que la tierra mágica al final de la carretera: recorrieron más de 1000 kilómetros sin otro objetivo que el viaje por el viaje, la experimentación y el encuentro de nuevos individuos.


Ofrendas de vida. Cerámica prehispánica de Occidente.

El Occidente de México fue una de las áreas culturales de Mesoamérica más amplias en extensión geográfica, abarcando los actuales estados de Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Colima, Nayarit y Sinaloa. Los pueblos de Occidente eran poseedores de una gran diversidad cultural, la cual tuvo como denominador común la celebración de la vida y el culto a la muerte.

En la colección Arocena se encuentran importantes cuencos y cajetes realizados con un sofisticado sentido de la estética, además de figuras antropomorfas en arcilla que muestran una sensibilidad plástica muy evolucionada y una aguda observación de la realidad y la vida cotidiana. Estas piezas posiblemente formaron parte de ofrendas funerarias encontradas en las llamadas Tumbas de Tiro, vestigios que nos muestran su gran interés por la muerte y el culto a los antepasados.