TRÍADA. OBRA EN PLATA DE JORGE MARÍN

 

 

La expresión artística es la libertad de hablar 

cien idiomas diferentes con un sólo lenguaje

Jorge Marín

 

Presentación

El Museo Arocena y el Estudio Jorge Marín se complacen en presentar el resultado de la colaboración entre Jorge Marín, uno de los mayores exponentes del arte figurativo en nuestro país, con la firma mexicana de diseño en plata TANE, que desde 1970 inició su colección Arte Objeto y a lo largo de los años ha invitado a prestigiosos artistas a crear piezas en este preciado metal. La pieza resultante, Tríada, fue exhibida por primera vez ZONA MACO, la feria de arte líder en América Latina después de que la casa orfebre TANE lo seleccionara como artista del año 2018.

Museo Arocena / Estudio Jorge Marín

Jorge Marín, Tríada, 2018. Escultura en plata, base en madera. Colección TANE

 

 

Sobre los xoloitzcuintles

“Tríada, como alude el título de la obra, en principio denota tres perros xoloitzcuintles en plata sobre una balsa esculpida con el mismo material e inspira la idea de que flota en el agua. El referente agua y alusión a la muerte, sin embargo, es evidente. Fray Diego Durán, cronista español del siglo dieciséis, narra que estos perros fueron representados en la mitología mexica con la función de acompañar a los difuntos hacia el Mictlán, el lugar al que se iba después de la muerte.”

JORGE MARÍN

Sobre el agua

“La metáfora del agua sugerida en la obra también evoca el ciclo de la muerte-nacimiento; una lectura de la muerte en la que el ser llega a fundirse en el seno del modelo universal del cosmos; el agua, elemento que acuna y connota la vuelta a la vida. La escultura remite al agua y no evoca a la muerte sólo porque es adormecedora y al nacimiento porque es fértil, sino transporta con ella a un más allá cosmogónico, que puede conmover al observador de la pieza en lo más profundo, el origen. Esto no quiere decir que ha conservado el recuerdo, sino que siente las reminiscencias ideales del hombre, que en este caso no es un ser alado que podría recordar a un paraíso celestial, sino el pez que ha evolucionado y recuerda al agua.”

JORGE MARÍN

Sobre la balsa

“Así como al agua se le atribuye el símbolo de la vida y la muerte, este símil no expresado también requiere del agua para que conserve su sentido de viaje. Es comprensible entonces que todas las almas, sea cual fuese el tipo de exequias de la antigüedad griega, deben subir a la barca de Caronte, guía de las almas que atravesaban un río, el Estigia, para llegar a su morada final.”

 

JORGE MARÍN

 

Trayectoria

Jorge Marín (México, 1963) es uno de los mayores exponentes del arte contemporáneo figurativo en México. A lo largo de su carrera, su labor artística ha sido multifacética, lo que le ha permitido abarcar distintas disciplinas y trabajar con diversos materiales; sin embargo, su búsqueda plástica lo llevó al bronce y, desde entonces, lo hizo su signo distintivo.

Ha participado en más de 260 exposiciones, su obra ha sido expuesta en museos y galerías en países europeos como Francia, España, Portugal, Alemania, Inglaterra, Bélgica, Hungría, Rumania, Rusia, Letonia y Azerbaiyán; en países asiáticos como Singapur, Indonesia, China, Hong Kong, Tailandia y Kuwait; Egipto en África; con presencia también en el continente americano, exponiendo en Estados Unidos, Canadá, Costa Rica, Panamá, El Salvador, Guatemala y, por supuesto, en México, donde sus obras aparecen en los espacios públicos, con una vocación propia de recuperar estos sitios para la sociedad.

Arte Objeto TANE

TANE es sinónimo de arte en plata. Ejemplo de excelencia, visión y perseverancia, la historia de esta empresa mexicana inicia en 1942 cuando Sergio y Natalia Vilner llegaron a México desde su natal Francia. En 1953 se estableció la primera tienda en la ciudad de México. Ahí se mostraban los diseños de inspiración mexicana realizados por el orfebre José Marmolejo. Pedro Leites, quien fuera director creativo de la empresa, empezó como aprendiz en ese taller.

En las siguientes décadas, TANE sobrevivió a las recurrentes crisis económicas que obligaron a otras renombradas firmas mexicanas a cerrar sus puertas. La incorporación de Alfonso Soto Soria como diseñador y una estrategia inclinada hacia la manufactura de joyería establecieron sólidamente a la marca en los años subsecuentes.

En la década de los setenta, estableció la línea Arte Objeto con la finalidad de incorporar a pintores, arquitectos y escultores a la orfebrería tradicional. Sus diseños son hábilmente replicados en plata por los orfebres en series de 12 a 24 piezas. Hoy en día, ésta es una de sus líneas más solicitadas, símbolo de perfección, calidad y belleza.

Proceso de realización

 

Copyright © 2016 - 2018 Museo Arocena Powered by CROMART